CineCultura

Historia de la cinematografía coreana

La industria cinematográfica coreana viene experimentando una especie de renacimiento. Decenas de películas desbordan los cines cada mes, las cuales los cinéfilos apoyan ávidamente. Películas de gran éxito en taquilla hace algunos años, tales como: “Shiri”, “JSA” y “Chingu”, han aumentado el interés en el cine coreano. Las recaudaciones del cine son recicladas, en su mayor parte, en la industria cinematográfica, que busca favorecer el desarrollo de la industria. El resultado ha sido una adaptación progresiva de diversos temas y géneros. Mucho del crédito corresponde realmente a los fanáticos de las películas coreanas, que han contribuido enormemente, con su apoyo a películas que no han sido producidas en Hollywood.

Historia de la cinematografía coreana
Historia de la cinematografía coreana

Para que la industria cinematográfica coreana esté en donde se encuentra ahora mucha agua ha corrido bajo el puente. La primera vez que una película fue proyectada en la península coreana ocurrió hacia comienzos del siglo XX, y fue con un cortometraje. Las casas cinematográficas que surgieron exhibían este tipo de películas. Más tarde, en los años 50 y 60, jóvenes estrellas de cine, tales como Shin Sungil y Um Aengran, obtuvieron éxito con la película “Barefooted Youth” (Juventud descalza). En los años 70, con la llegada de la televisión, la industria cinematográfica coreana sufrió un declive, como en otras partes del mundo. A pesar de los tiempos difíciles, las películas que representaban el amor de jóvenes parejas, tales como “The Parade of Fools” (El desfile de los tontos), “The Home of Stars” (El hogar de las estrellas), y “Winter Woman” (La mujer de invierno), todavía disfrutaron de gran popularidad. Los años 80 trajeron el renacimiento de la industria y el cine coreano comenzó a hacerse de un nombre en los circuitos de los festivales cinematográficos internacionales. La película “Ssibadi”, del director Im Gwontaek, ganó el premio a la mejor actriz en el 44º Festival Cinematográfico de Venecia, mientras que el director Bae Yonggyoon ganó el premio a la mejor película en el 42º Festival Cinematográfico Internacional de Locarno, por su película “The Reason why the Dalma Went East” (La razón por la que Bodhidharma se fue al este). En los años 90, el director Im Gwontaek hizo de nuevo historia en el cine coreano ganando los premios al mejor director y a la mejor actriz, por su película “Seopyeonje”, en el 1° Festival Cinematográfico Internacional de Shanghái.

Historia de la cinematografía coreana

 

Historia de la cinematografía coreana

 

Con el rápido desarrollo de la industria cinematográfica, el área de Chungmuro en Seúl también ganó una cierta fama. Muchas compañías cinematográficas tuvieron sus oficinas en Chungmuro, e incluso ahora, el nombre evoca imágenes de películas y de estrellas de cine. Otro lugar digno de mención es el área de Jongno, que es en donde están situados los cines en su mayoría, los cuales fueron construidos durante los años 80 y 90. Aún ahora, los cines se extienden todo el camino desde Jongno 1-ga hasta Jongno 3-ga, incluyendo al Danseongsa (casi un lugar sagrado para los amantes del cine), el Cine Daehan, el Cine Seoul, el Cine Hollywood, etc. Recientemente, muchos de los cines históricos, tales como el Danseongsa y el Cine Daehan, han sido renovados en modernos multicines.

Después de los 90, las películas coreanas mejoraron drásticamente en términos de calidad y comenzaron a producir una serie de éxitos de taquilla. Comenzando con “The Ginkgo Bed” (La cama de ginkgo) de 1996, los sucesivos éxitos de taquilla han incluido a: “Shiri” (1999), “JSA” (2000), “My Sassy Girl” (Mi chica descarada) (2001), “My Wife is a Gangster” (Mi esposa es una gángster) (2001), “Chingu” (Amigo) (2002), “The Way Home” (Camino a casa) (2002), y “Memory of Murder” (Memorias de un asesinato) (2003). El tema de las películas, que estuvo una vez limitado a las dulces historias de amor, se ha diversificado para incluir a películas sobre el crimen organizado, los problemas políticos de Corea del Sur y del Norte, y la vida de los maestros artistas. La última tendencia en la industria ha sido producir comedias románticas para el entretenimiento de la generación joven, pero la producción de películas de ciencia ficción y de películas taquilleras de acción, al estilo de Hollywood, también continúa.

Otra razón por la que la industria cinematográfica coreana puede estar orgullosa es por ser la exitosa anfitriona de los principales festivales de cine. El Festival Internacional de Cine de Busan intenta actuar como puente entre el público y los cineastas; el Festival Internacional de Cine de Jeonju se centra en el desarrollo de películas digitales; y el BIFAN, el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bucheon versa sobre películas fantásticas como su tema. Cada uno se ha hecho de un nombre como una única y colorida oportunidad para experimentar el cine coreano bajo diferentes puntos de vista.

0

Qué Comer “Licores y Vinos Tradicionales”

Entrada anterior

Qué Comer “Tentempiés populares de Corea”

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Más en Cine