Cultura

Memorias del Mundo

Manuscrito Hunmin Chongum (1997)

Manuscrito Hunmin Chongum (1997)

El manuscrito Hunmin Chongum (Hunminjeongeum) es un instructivo sobre el hangeul, el alfabeto coreano, que da a conocer el objetivo de su creación con teoría y práctica. El Gran Rey Sejong, el creador de hangeul, publicó estos libros con el deseo de que todo el pueblo sin distinción alguna fuera capaz de utilizar la escritura. Publicados en 1446, el manuscrito fue registrado como Patrimonio por la Unesco por su contribución a la prosperidad del país.

 

Los Anales de la Dinastía Joseon (1997)

Los Anales de la Dinastía Joseon (1997)

El Joseon Wangjo Sillok (Anales de la Dinastía Joseon) cubre 472 años (1392-1863) de historia de los reinados de 25 monarcas, desde el fundador de la dinastía, el Rey Taejo, hasta el Rey Cheoljong. En orden cronológico, los asuntos diarios del rey, los informes diarios al rey de los funcionarios de la Corte, las órdenes reales, y otros asuntos diarios que se trataban en las oficinas públicas están compilados en 1.893 capítulos de 888 libros.

 

Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales
Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales

Seungjeongwon Ilgo, los Diarios de la Secretaría Real (2001)

Son diarios elaborados por la secretaría de la dinastía Joseon llamada Seungjeongwon, creada durante el reinado de Taejong (1400∼1418). Los funcionarios registraban desde detalles pequeños como las condiciones meteorológicas hasta datos confidenciales del Estado. La colección formada por aproximadamente 3.000 manuscritos son un valioso legado para las investigaciones históricas.

 

Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales
Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales

Segundo volumen de la “Antología de las Enseñanzas de Grandes Monjes Budistas Zen” (2001)

Son libros de enseñanza del budismo impresos mediante tipos metálicos de imprenta en 1377. El monje Baegun Hwasang de la dinastía Goryeo es el autor de estos libros que son una recopilación selecta de varios textos budistas. Estos son los libros impresos por tipos móviles más antiguos del mundo, una de las razones de su alto valor histórico y cultural.

Uigwe

Uigwe: Los Protocolos Reales de la Dinastía Joseon (2007)

Son registros sobre los eventos importantes de la familia real de la dinastía Joseon y las técnicas de arquitectura y construcción en textos e imágenes. Los dibujos son muy realistas y tienen mucha crediblidad por haber sido elaborados en el mismo momento del acto. Entre otros países con legado confuciano, Corea es el único en presentar un patrimonio como este.

 

Planchas Xilográficas de la Tripitaka Koreana (2007)

Planchas Xilográficas de la Tripitaka Koreana (2007)

Son las tablas y otros escritos que contienen las palabras de Buda. Se encuentran en la actualidad conservadas en el templo Haeinsa. La Tripitaka es la prueba de la avanzada tecnología de impresión de aquella época.

 

Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales
Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales

Donguibogam: Principios y Práctica de Medicina Oriental (2009)

Son libros que contienen conocimientos exhaustivos de la medicina oriental e informan al lector de una manera fácil y comprensible sobre cómo curar enfermedades y prevenirlas.

 

Ilseongnok: Crónicas de reflexiones diarias

Ilseongnok: Crónicas de reflexiones diarias (2011)

Los libros Ilseongnok son diarios escritos por los reyes de la Dinastía Joseon de Corea y fueron elaborados desde los tiempos de Jeongjo (1752-1800), el vigésimo segundo rey de la dinastía. Estos manuscritos no solo muestran los hechos del pasado sino también detallan cómo fueron los intercambios culturales y las relaciones diplomáticas entre Oriente y Occidente. Cuando el rey Jeongjo subió al trono ordenó también a sus subordinados a que registrasen los hechos del día de forma diaria. Luego esta práctica se convirtió en el registro de los eventos oficiales del Estado, que servían de referencia política para el siguiente rey y su corte.

 

Archivos del Movimiento Democrático de Gwangju de 1980

Archivos del Movimiento Democrático de Gwangju de 1980 (2011)

Son registros en diferentes formatos como fotos, documentos, vídeos, etc. sobre los movimientos democráticos que tuvieron lugar en la ciudad de Gwangju entre el 18 y el 27 de mayo de 1980.

 

-

Nanjung Ilgi: Diario de Guerra del Almirante Yi Sun-sin (2013)

Son diarios personales escritos por el Almirante Yi Sun-sin, el héroe naval coreano que es admirado por toda la población. En sus libros está registrada la situación política y militar del Este de Asia de aquella época, lo cual hace de estos escritos un legado de alto valor histórico. Los diarios comprenden el período entre 1592 y 1598. Además de los hechos y los avatares de las batallas, los libros contienen opiniones personales del almirante, las condiciones meteorológicas, las descripciones geográficas de los lugares de los combates y sus habitantes, e incluso poemas literarios como la Oda a la Patria.

 

Archivos de Saemaul Undong (Movimiento de la Nueva Comunidad)

Archivos de Saemaul Undong (Movimiento de la Nueva Comunidad) (2013)

Es el caso de un movimiento comunitario que obtuvo mucho éxito por la colaboración de los campesinos y el Gobierno, que dio su máximo apoyo en aras del progreso de la sociedad. Diligencia, cooperación y trabajo autónomo fueron las palabras claves que llevaron al éxito el movimiento. Los nuevos cambios permitieron a Corea convertirse en un país democrático con alto crecimiento económico en un plazo muy corto. Los materiales que conforman estos registros son documentos elaborados por el Estado, registros diarios, cartas, libros instructivos, fotografías y algunos videos.

 

Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales
Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales

Planchas Xilográficas Confucianas (2015)

Son tablas de madera utilizadas para imprimir libros de ciencias sociales basados en la filosofía confucionista.
Este conjunto de tablas son la esencia de numerosos trabajos de eruditos y estudiosos que se llegó a completar tras un extenso período de tiempo. Además, las tablas son un buen ejemplo de los inicios del sistema editorial en Corea, donde los involucrados discuten, toman decisiones y realizan pagos conjuntamente.

 

Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales
Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales

Los Archivos del Programa Especial de la KBS “Finding Dispersed Families” (2015)

El programa especial “Finding Dispersed Families” es el documental más largo del mundo, que grabó los momentos del reencuentro de 10.000 familias separadas tras la Guerra de Corea, por un tiempo total de 435 horas. Este material audiovisual ayudó significativamente a relajar de la tensión entre las dos Coreas, y permitió remembrar la importancia de la unificación tan deseada, que por muchos años había sido solo un sueño inalcanzable. Por este motivo los registros fueron reconocidos para sumarse a la lista de Memorias del Mundo de la Humanidad.

Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales.
Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales.

Sello Real y Colección de Libros de Investiduras de la Dinastía Joseon (2017)

El sello real, hecho de oro, plata o jade, se utilizó en los rituales de la familia real durante la dinastía Joseon. El sello se elaboraba cuando el rey o la reina recibían un título o cuando se nombraba a una reina, a un príncipe heredero o a una esposa del príncipe heredero. Los libros de investiduras servían como forma de registro de importantes eventos de la vida de la familia real, como la coronación de un sucesor. Se otorgaría un sello y un libro de investidura durante el ascenso de un sucesor, dando legitimidad al nuevo gobernante. Después de dicha consagración, estos elementos se preservaban para dar legitimitad eterna al linaje real. El sello real simbolizaba la continuidad de la figura del rey y la investidura era un acompañamiento al sello, como fuente de registro de los eventos importantes. En un aspecto más literal, el sello real y la colección de estos libros servían para asegurar la autoridad y el poder político de la familia real. La colección es altamente valorada en términos de patrimonio cultural de la Humanidad, ya que estos registros históricos contienen texto, escritura manuscrita, fuentes y decoraciones de época.

Cortesía de la Biblioteca Nacional de Corea.
Cortesía de la Biblioteca Nacional de Corea.

Registros de Joseon Tongsinsa: La Historia de la Construcción de la Paz y los Intercambios Culturales entre Corea y Japón del siglo XVII al XIX (2017)

Estos registros documentan los 12 encuentros mantenidos entre 1607 y 1811 entre los delegados de Joseon (Corea), y Japón (en su período Edo). La delegación de coreanos recibía el nombre de Joseon Tongsinsa y fue invitada por el sogunato japonés de Tokugawa. Estos archivos proveen una invaluable información histórica de Corea y de Japón. Los encuentros se realizaron para restablecer los vínculos rotos después de que Corea sufriera la cruenta invasión del ejército de Toyotomi Hideyoshi a fines del siglo XVI. Los documentos son una compilación de registros de las actividades de la delegación Joseon Tongsinsa en cuestiones de diplomacia, viajes, e intercambios culturales, mostrando cómo estos encuentros contribuyeron en gran medida al proceso de construcción de la paz mediante el entendimiento de las diferencias culturales. También describen cómo ambos países ampliaron su desarrollo a través de intercambios mutuos en materia de estudios académicos, arte, industria y otras actividades. Se los considera un patrimonio para la Humanidad, ya que representan una prueba histórica de la aceptación de la diversidad en pos de la mutua prosperidad.

Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales
Cortesía de la Administración de Patrimonios Culturales

Archivos del Movimiento de Cancelación de la Deuda Nacional (2017)

Los Archivos del Movimiento de Cancelación de la Deuda Nacional registran la historia y las circunstancias que rodearon a la campaña ciudadana para el pago de la deuda nacional desde 1907 hasta 1910. La idea central detrás del movimiento era que el pueblo coreano tenía la responsabilidad de devolver colectivamente los créditos que había contraído el gobierno en el extranjero. Cerca del 25% de la población participó del movimiento, con hombres que dejaron de fumar y de beber y con mujeres donando sus anillos y accesorios para el cabello. Incluso las gisaeng (anfitrionas y acompañantes), los mendigos y hasta los ladrones dieron lo que estuvo a su alcance. El movimiento fue publicitado incluso en un periódico inglés con el propósito de darlo a conocer a los coreanos viviendo fuera de su país.

Este movimiento fue mencionado en la Convención de La Haya de 1907, y de allí anunciado al resto del mundo, provocando el interés de otros países que también habían contraído créditos en el extranjero. Aunque el movimiento original no alcanzó sus objetivos, fue retomado 90 años después, durante la crisis financiera asiática de 1997. En esos años, muchos ciudadanos coreanos se desprendieron de joyas de oro y otros objetos valiosos. Estos movimientos muestran parte de la forma de ser del pueblo coreano, con individuos que se comprometen activamente con el destino de la nación en tiempos de crisis.

0

Qué es la comida coreana “Serie de Gastronomía” (Parte 6)

Entrada anterior

Conoce los beneficios del “Ácido Hialurónico”

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Más en Cultura